Café bebido

¡Viva!

Por Reyes Ilintxeta - Jueves, 13 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

“Cuando abrimos un hospital o abrimos un colegio estamos diciendo viva el rey”. “Cuando pagamos las pensiones o pagamos un subsidio de desempleo, o abrimos kilómetros de AVE o de carreteras o un aeropuerto también decimos, en gran medida, un ‘viva el rey’. Cuando nuestro sistema de trasplantes salva una vida o cuando se atiende a un dependiente también se dice ‘viva el rey”. Esto que suena tan feudal y lameculos es lo que el sábado pasado dijo, con gran emoción patria, Pablo Casado durante su intervención en la Junta Directiva Nacional del PP, como si la Corona fuera el origen y fundamental garante del Estado del Bienestar.

En fin. Es lo que hay. En cualquier caso, y aunque no repitamos esa jaculatoria, el monarca ya vive y muy bien, por cierto. La Casa del Rey ha aumentado este año su presupuesto y cuenta con casi 8 millones de euros. En 2017 Felipe VI percibió para sus gastillos personales 239.908 euros y doña Letizia 131.400. En el caso del rey emérito la cuantía fue de 191.124 euros y a doña Sofía correspondieron 107.520 y todo eso sale, por supuesto, de nuestros bolsillos. Una parte de los 566 millones de la aportación de Navarra al Estado es para el mantenimiento de la Corona.

De todas formas, a lo que voy, señor Casado: siguiendo su propuesta laudatoria, si en Navarra dijésemos: “Cuando abrimos un instituto nuevo en San Jorge estamos diciendo ‘viva la Barkos’, o cuando arreglamos los túneles de Belate, inauguramos la pista de pump track de Trinitarios, desciende el paro juvenil, o se eleva el crecimiento de nuestra economía, también decimos un ‘viva la Barkos”, eso valdría o sería injerencia porque también todo eso es gracias a Felipe VI?