tras su expulsión eL PASADO MES DE julio

Aranzadi deja todas sus responsabilidades en el equipo de gobierno municipal

EFE - Jueves, 13 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 14:05h.

PAMPLONA. Los concejales de la Candidatura Ciudadana Aranzadi-Pamplona en Común ha anunciado hoy que, tras su expulsión en julio del equipo de gobierno municipal, por "coherencia" dejarán el "resto de sus responsabilidades formales".

De esta forma dejarán sus responsabilidades en la junta de gobierno local, la junta de movilidad y las concejalías de barrio, según han anunciado en una rueda de prensa, en la que han lamentado que EH Bildu apueste por su "alianza" con Geroa Bai en lugar de "consolidar un cambio plural que evite la vuelta de UPN".

En esa línea han señalado que "cada vez es mayor" la subordinación de EH Bildu hacia las políticas de Geroa Bai, que consideran "incompatibles" con la idea de conseguir cambios reales.

Han precisado que las discrepancias reales no están en los ceses, sino en las propuestas de Geroa Bai "incompatibles con la mejor de condiciones de vida de la ciudadanía".

Al respecto han cuestionado el impulso del TAV o la propuesta de gastar 18 millones de euros en un aparcamiento en el Casco Viejo "dejando arrinconadas" políticas de reconstrucción de vivienda social, intervenciones sobre viviendas vacías o iniciativas como el carril bici.

"Queremos hacer un cambio real", han aseverado y en ese sentido han asegurado que continuarán trabajando "como hasta ahora empeñados en un cambio real conforme al acuerdo programático que Geroa Bai y EH Bildu han incumplido en más de una ocasión".

En su opinión, lo que resta de legislatura es todavía una "oportunidad" para activar políticas municipales que mejoren la vida de "la ciudadanía más despojada y marginada por el capitalismo heteropatriarcal".

Así, han apuntado, que en los próximos meses esta Candidatura desarrollará una política "fiel" a los puntos del acuerdo programático recogidos en su programa, "entendiendo que la expulsión ha hecho saltar por los aires el acuerdo inicial".

Han concluido subrayando que no son ni equipo de gobierno, ni oposición, sino que son "el cambio" y continuarán construyéndolo con "hechos, no solo con palabras".

Tras esta exposición en euskera y castellano, en respuesta a las preguntas planteadas, el edil Armando Cuenca ha opinado que la decisión que en su momento tomó el alcalde "puede entenderse como un gesto electoral". Ha reconocido que la relación personal con él es "buena", lo que ocurre, ha puntualizado, es que "hay una contradicción entre el trato personal y lo que luego sucede".