apuesta por actos que "avancen en la reconciliación"

Asiron asegura que los actos por Mikel Castillo han causado “malestar” en colectivos memorialistas

Defiende que el Casco Viejo debe tener un espacio autogestionado sin descartar otra ubicación para el gaztetxe si es segura

Jueves, 13 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Pamplona - El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, aseguró ayer que es “innegable que los actos organizados por el gaztetxe Maravillas en memoria de Mikel Castillo han generado malestar” entre los colectivos memorialistas como “sectores sensibles”. El primer edil también dejó claro que desde su Gobierno están más por impulsar actos que “avancen en la reconciliación, en la búsqueda de un espacio de diálogo y en favor de actos que reconozcan el reconocimiento del daño infringido, y en parámetros de memoria, justicia y reparación”. Asiron, que evitó pronunciarse sobre si era un error dicho homenaje, dijo desconocer el contenido del acto previsto en el gaztetxe sobre Mikel Castillo y defendió la necesidad de contar con un local para jóvenes, aunque planteó la posibilidad de que pueda estar en otro inmueble diferente al de Navarrería “que cumpla las medidas de seguridad”. Así, recordó que su equipo defiende “espacios autogestionados para la juventud y creemos que el Casco Viejo tiene que tener su gaztetxe”. “Nosotros hemos defendido el modelo de Antzara de Mendillorri, de Salesas en Txantrea, el Geltoki o Redín y Cruzat en el Casco Viejo. Y es una dotación para el barrio que tiene que nacer desde el barrio. Estamos más por un proyecto fuerte y bien elaborado, y el tema de la ubicación es secundario. Puede ser en ese o en otro lugar, sobre todo si reúne condiciones de seguridad, antincendios e incluso de accesibilidad. Estamos por el diálogo y en contra de la unilateralidad”, abundó.

Por su parte, la parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz manifestó que no comparte “la intencionalidad política o las valoraciones políticas” del manifiesto suscrito por familiares de fusilados en 1936 en contra de la “manipulación” sobre Memoria Histórica que a su juicio están realizando los okupas del gaztetxe Maravillas. Bakartxo Ruiz señaló que “sería bueno abordar estos temas con más sosiego que con el que se está abordando” y añadió que “de una charla” sobre el miembro de ETA Mikel Castillo no se puede “sacar la conclusión de que va a haber un homenaje”. “Una charla no tiene que implicar todo lo que se ha dicho. Es una charla sobre un suceso trágico que ha pasado en esta ciudad, entendiendo que pueda incomodar, que pueda no gustar a una parte de la sociedad, e incluso a las víctimas, es absolutamente comprensible”, agregó.

El gaztetxe organizó ayer una charla y tiene programado para la próxima semana un acto sobre Mikel Castillo, según su cuenta de Twitter. Ruiz señaló que “en la dinámica del gaztetxe hay actividades diversas, plurales, y no todas tienen que ser del gusto de todos”. “Es la propia asamblea del gaztetxe la que tiene que ver si las actividades que plantea van en consonancia con la oferta que en teoría hacen al barrio”, añadió.

Sobre el uso que se está dando a este edificio público, Ruiz afirmó que “se está dialogando, se están planteando soluciones y, respetando el proyecto que quieran desarrollar, es un edificio público y también es una situación excepcional”.

Por otro lado, entrevistado en Euskadi Hoy, el parlamentario de Geroa Bai Koldo Martínez consideró ayer “una desfachatez unir el nombre de Maravillas Lamberto con un gaztetxe ocupado, de una frivolidad increíble”. Martínez cree que algunos partidos están aprovechando la ocupación de Rozalejo para atacar a Geroa Bai, y que al mismo tiempo atacan “al cambio”. Aseguró asimismo que están “ofreciendo en bandeja a la derecha de siempre” un cambio de Gobierno. - D.N.