El PSN, dispuesto a pactar con el Gobierno los Presupuestos

Esparza, de UPN, también valora positivamente el aumento del techo de gasto para 2019
Podemos-Orain Bai se enreda al declarar quién y cuántos de ellos negociarán las nuevas cuentas

Daniel Burgui | Patxi Cascante - Viernes, 14 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - A todos les parece todo bien, pero concretando poco y matizando mucho. A María Chivite, secretaria general del PSN, le parece “bien” que se haya elevado el techo de gasto en las cuentas públicas y también le parece bien que su partido participe en la negociación y pacte los Presupuestos de 2019 para la Comunidad Foral para poder sumar sus votos -algo que no ha sido posible durante toda la legislatura, en la que se ha alineado con UPN y PPN-, pero no quiere que sea en el Parlamento, sino directamente con el Gobierno.

Hace dos días, la consejera portavoz, María Solana, y el consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, invitaban de nuevo al PSN -y al resto de fuerzas políticas con representación en el Parlamento- a sumar sus aportaciones, enmiendas e ideas a las cuentas públicas cuando se presente el borrador de Presupuestos de 2019 en la Cámara foral. Como dijo el consejero de Hacienda como una obviedad: “Cuantos más apoyos, pues mejor”. Y ha sido, precisamente allí, en sede parlamentaria, donde la secretaria general de los socialistas navarros, María Chivite, ha asegurado que su partido “siempre ha estado abierto a negociar con el Gobierno los Presupuestos. De hecho, el año pasado avanzamos la negociación y fue el cuatripartito el que dijo que con el PSN no”, apuntó.

Frente a ello, Chivite defendió que “los Presupuestos se negocian con el Gobierno” y que es con el Ejecutivo con el que los socialistas están dispuestos a “hablar, acordar y negociar. Nosotros no somos parte del cuatripartito, esta proposición de ley es del Gobierno y es con el Gobierno con el que estamos dispuestos a hablar”, zanjó. Respecto a la aprobación del techo de gasto en 4.018 millones de euros, y el incremento de 129 millones respecto al año anterior para elaborar las cuentas de Navarra, el presidente de UPN, Javier Esparza, valoró que sí, que “es bueno que haya más capacidad de gasto. Pero vamos a analizarlo con prudencia, que es lo que corresponde en estos momentos”, remarcó ayer a la entrada del Parlamento. No obstante, pese a esa objetiva valoración Javier Esparza ya avanzó hace un mes, el 13 de agosto, en una entrevista a la Cadena SER que él y su partido ni siquiera mirarán las cuentas del próximo gobierno, afirmó rotundo que se “no se sentará con Barkos para tratar un acuerdo presupuestario”. Aunque ayer matizó algo más: si el Presupuesto que presente el Gobierno “vuelve a ser” un proyecto que “lo que prioriza son las políticas identitarias, que no trae inversiones productivas a esta comunidad y no mejora la calidad de vida de los ciudadanos, desde luego UPN votará en contra, como hemos votado los tres presupuestos anteriores”. Ninguna sorpresa.

Por parte de los partidos que sostienen al Gobierno foral, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, mostró su convencimiento de que “aunque no va a ser fácil, las cuatro fuerzas del acuerdo programático” harán “un esfuerzo importante para que este año también haya Presupuestos”. “Tendremos una legislatura de cuatro años con cuatro presupuestos aprobados, a diferencia de lo que ocurrió la legislatura anterior en la que UPN fue realmente incapaz de sacar adelante un número mínimo de presupuestos”, destacó Martínez.

¿cuatro o cinco? Donde parece que no salen las cuentas ni hay acuerdo es en determinar si tras la fracturación del grupo parlamentario de Podemos-AhalDugu-Orain Bai habrá más interlocutores en las negociaciones o no. “Es más complicado pero lo cierto es que las personas que integraban Orain Bai antes también estaban en el grupo de Podemos y me imagino que lo que discutían dentro de Podemos y a la mesa de los cuatro grupos llegaba acordado o no acordado”, explicó Koldo Martínez.

Por otro lado, fue precisamente la parlamentaria “crítica” de Podemos-Orain Bai Laura Pérez quien desmintió que las negociaciones se vayan a producir entre cinco interlocutores: “lo que ha sucedido durante toda la legislatura es que ha habido una negociación a cuatro porque la dirección de Podemos está ausente desde que hubo un cambio y creo que procede más hablar de contenidos políticos y de propuestas que de personalismos”.

Esta ausencia y pragmatismo no tiene la misma consideración para la también parlamentaria de Podemos-Orain Bai Tere Sáez, que pertenece al grupo que es afín a la dirección del partido, que afirmó que “es una evidencia” que ahora la negociación es entre cinco pero banalizó el asunto. “Qué más da una negociación a cuatro o a cinco, de donde comen dos comen tres”, afirmó.