Unos 3.000 alumnos afrontan la Selectividad, ya sin notas en papel

La ahora llamada EvAU mantiene las claves de 2017, cuando cambió POR LOS VAIVENES DE LA LOMCE La convocatoria ordinaria arranca mañana Crece el peso telemático para seguir el resultado y reclamar

G. Montañés / Javier Bergasa - Lunes, 4 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - La EvAU de 2018 arranca mañana. La Universidad Pública de Navarra (UPNA), en sus campus de Pamplona y Tudela, acogerá desde el 5 y hasta el 7 de junio una nueva edición de la prueba de acceso a la universidad. Unos 3.000 estudiantes realizarán durante tres días este maratón de exámenes, cuyo contenido ha centrado su preparación en 2º de Bachillerato y cuyo resultado servirá para regir el acceso a las carreras universitarias solicitadas. Unos 140 docentes corregirán después estas pruebas (el año pasado se matricularon, por ejemplo, unos 2.900 estudiantes, que tenían previsto realizar 17.666 exámenes), entre las de la llamada fase obligatoria y las asignaturas que escojan para subir nota.

La Selectividad mantiene las claves de hace un año, cuando afrontó un ejercicio clave en su rediseño tras los vaivenes de la ley educativa LOMCE. Al final, se repitió en gran medida su estructura, aunque hay asignaturas que ya no entran en la Selectividad (desde el Bachillerato artístico, por ejemplo, fueron críticos con la escasa posibilidad para elegir materias), y otras han perdido peso. Las que realiza todo el alumnado son Lengua castellana, Historia de España, Lengua extranjera y una troncal que depende de la modalidad de Bachillerato escogida. Además, modelo A y D realizan euskera. Esas notas se guardan de forma indefinida y se puede llegar a 10 puntos entre la prueba (40%) y la media de Bachillerato (60%).

Y, después, está la fase voluntaria para subir nota, en la que se pueden realizar hasta tres materias (las universidades ponderan unas, según la titulación, por 0,1 y otras por 0,2). Este resultado se guarda dos cursos y, con él, se puede llegar a 14 puntos.

Una de las novedades de este año es que la organización de las horas de las pruebas se ha cambiado para poder examinarse de una lengua extranjera, diferente a la que se realice en la fase obligatoria, para subir nota, aunque en el caso por ejemplo de la UPNA no se ponderará para este próximo curso. Además, se potencia la realización de las reclamaciones de forma telemática, con una tarjeta con la que también podrá descargarse un documento con las calificaciones, para así poder reenviarlas sin coste.

Otra clave es que las pruebas se desarrollarán en martes, miércoles y jueves, en lugar de a partir del miércoles, con lo que, entre otras cuestiones, el equipo corrector gana un día de margen. La fase extraordinaria, para alumnado que no se presente a la ordinaria o suspenda, sí mantiene ese desarrollo y arrancará un miércoles: será del 27 al 29 de junio.

La cifra

96,36%

de aprobados en 2017. El 96,36% del alumnado presentado hace un año aprobó, 100 suspendieron (el 3,64%) y otros diez al final no realizaron las pruebas.

Año Aprobados (ordinaria)

2017 96,36%

2016 96,76%

2015 95,41%

2014 96,09%

2013 95,16%

2012 94,23%