Mesa de Redacción

Es necesario mucho más

Por Joseba Santamaria - Viernes, 28 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Un nuevo asesinato machista en Málaga, una mujer degollada. Es la quinta víctima de la semana. Cuando escribo de la violencia machista tengo la sensación de que es uno de esos temas -como el trato a los refugiados o la extensión de la pobreza- en el que las palabras son tan necesarias como poco útiles. Es necesario mucho más. La dramática sucesión de asesinatos machistas, el de hijos e hijas para aumentar el daño causado y el aumento de agresiones sexuales en adolescentes dibujan un panorama estremecedor. Es cierto que se ha avanzado, desde la aprobación en 2004 de la ley integral contra la violencia de género -Navarra completó el corpus legal en 2015 con la Ley Foral contra la violencia a las Mujeres-, en las medidas legales, la concienciación social y en la educación como instrumento preventivo. Pero también es cierto que todo ello no ha parado la sangría de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas. La prevención sigue arrojando más sombras que luces, de la misma forma que se hace evidente la falta de medios judiciales, policiales y médicos. Todo el conjunto de medidas que se han puesto en marcha son necesarias, pero no suficientes para adelantarse a los instintos asesinos del ego posesivo de algunos hombres, en la expresión más brutal pero no única del machismo. Habrá que revisar leyes, protocolos de denuncia y protección, estrategias de prevención, políticas educativas y campañas de sensibilización. Todo lo que sea necesario para garantizar el derecho de las mujeres a ser libres, dueñas de su destinos y capaces de decidir. Ésa es la desigualdad real para cientos de miles de mujeres que viven sometidas al sentido de la propiedad machista. Sin demagogias, con honestidad y franqueza, porque aún subyace la excesiva laxitud que todavía existe en parte de la sociedad hacia actitudes que jalean roles machistas cotidianos.