Hacienda investiga si Trump logró gran parte de su fortuna a base de fraudes fiscales

Recibió 358 millones de euros de sus padres por ayudarles a evadir impuestos

Jueves, 4 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

nueva york - El Departamento de Impuestos y Finanzas de Nueva York, el equivalente a la Hacienda española, estudia si Donald Trump amasó parte de su fortuna a base de fraudes fiscales, según una investigación publicada ayer por el diario The New York Times. A priori, cualquier responsabilidad penal habría prescrito en el caso del mandatario, dado que las supuestas irregularidades se remontan a décadas pasadas.

“El Departamento de Impuestos está revisando las alegaciones en el artículo y está persiguiendo con vigor todas las vías apropiadas de investigación”, dijo el portavoz del órgano, James Gazzale, en una breve declaración facilitada a varios medios.

Por su parte, la Casa Blanca negó las acusaciones, mientras que el presidente, quien erigió un imperio de negocios y alardeó tras haber ganado la presidencia de que logró convertirse en millonario gracias a su propio esfuerzo, cargó en Twitter contra el diario en su habitual tono despectivo.

“Utilizaron el concepto de valor temporal del dinero para hacer un artículo muy viejo, aburrido y contado a menudo sobre mí, de las que el 97% de las historias que me citan son malas”, afirmó. El medio atribuyó, analizando un amplio archivo de declaraciones de impuestos y otros documentos, una parte importante de la fortuna del presidente de EEUU, a prácticas fiscales dudosas y, en algunos casos, claramente fraudulentas.

Así pues, Trump recibió, a raíz de ayudar a sus padres a evadir impuestos, el pago de más de 413 millones de dólares -unos 358 millones de euros- por parte de su progenitor, lo que contradice sus repetidas afirmaciones en las que asegura ser un multimillonario hecho a sí mismo.

Entre otras cosas, el periódico destapó que, para esconder millones de dólares procedentes de sus ascendientes, el mandatario y sus hermanos crearon una empresa falsa, por lo que subestimaron enormemente los activos del negocio inmobiliario de su padre para evitar el pago de grandes cantidades de impuestos cuando se hicieron con él.

En total, The New York Times calculó que Fred y Mary Trump transfirieron a sus hijos más de 1.000 millones de dólares -unos 867 millones de euros-, por la que apenas pagaron al fisco 52,3 millones, unos 45,3 millones de euros.

El artículo también incluyó una respuesta por parte de un abogado que representa a Trump, Charles J. Harder, quien aseguró que las acusaciones de “fraude y evasión fiscal son falsas al 100%”. Para este, el presidente de EEUU había delegado todas estas tareas a familiares y profesionales, de modo que prácticamente nunca se ocupó de cuestiones fiscales.

táctica familiar Mientras tanto, el periódico describió en detalle cómo el constructor Fred Trump facilitó importantes cantidades de dinero a su hijo Donald durante muchos años, a menudo con fórmulas “creativas” para esquivar los impuestos a pagar por donaciones y herencias, maniobras que el patriarca dejó en manos de sus hijos en sus últimos años de vida.

De este modo, los Trump declararon en 1997 un valor muy por debajo del real para la cartera inmobiliaria de la familia, asegurando que los edificios valían 41,4 millones de dólares, 36 millones de euros. Al comenzar el milenio, esos inmuebles se vendieron por una cantidad total 16 veces mayor, según el Times, que incluye los testimonios de varios expertos que ven claras irregularidades.

El medio también destacó la creación en 1992 de una empresa que, valiéndose de facturas infladas, se utilizó para transferir millones de dólares del negocio de Fred Trump a sus hijos y otros familiares.

No obstante, no es la primera vez que el diario estadounidense publica informaciones que ponen en cuestión las prácticas fiscales del mandatario estadounidense, pues ya durante la campaña presidencial de 2016 el diario difundió documentos que sugerían que el magnate neoyorquino pudo evitar durante varios años pagar impuestos sobre la renta, la cual se ha negado a hacer pública, aunque otros presidentes sí la hicieron. - Efe