Trump suma otra victoria política con Kavanaugh

El Senado aprueba su nombramiento como juez del Supremo pese a sus presuntos abusos sexuales

Alex Segura Lozano - Lunes, 8 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

washington - El presidente de EEUU, Donald Trump, se anotó ayer una victoria política al confirmarse su nominado, Brett Kavanaugh, como juez del Supremo, después de que el Senado aprobara su candidatura tras una ajustada votación marcada por acusaciones contra el juez por presuntos abusos sexuales.

La Cámara Alta de Estados Unidos dio luz verde a Kavanaugh tras votar a favor del nominado de Trump (50-48), en una de las votaciones más ceñidas de la historia para confirmar el acceso de un juez a la máxima corte del país.

La Casa Blanca informó en un comunicado de que Trump firmó a bordo del avión presidencial un documento que designa a Kavanaugh como nuevo juez del Tribunal Supremo, previo paso al juramento oficial.

Poco antes de la votación, Trump aseguró que Kavanaugh “será un gran juez del Tribunal Supremo” y consideró que el magistrado “es una persona extraordinaria” con un “gran talento”.

“Creo que nos hará sentir muy orgullosos”, aseguró el mandatario en declaraciones a los periodistas antes de embarcar en el avión presidencial Air Force One en dirección al estado de Kansas (EEUU).

Además, inmediatamente después del sufragio, el presidente aplaudió al Senado por ratificar a su candidato, que juró oficialmente su nuevo cargo unas horas más tarde ante el juez del Tribunal Supremo, John Roberts, y el magistrado de esa corte ya retirado, Anthony Kennedy.

Precisamente, Kavanaugh cubrirá el puesto vacante dejado por el juez Kennedy, jubilado este verano, convirtiéndose así en el noveno magistrado del actual alto tribunal y en el 114 en la historia del Tribunal Supremo.

Con la confirmación de Kavanaugh, Trump ha conseguido nominar con éxito a dos candidatos para el Tribunal Supremo, después de que el juez Neil Gorsuch fuese confirmado para la máxima corte en abril del año pasado, cumpliendo así una de sus promesas electorales.

Ambas confirmaciones, sin embargo, han sido de las más polarizadas de la historia del Senado, que históricamente había mostrado un apoyo bipartidista hacia los jueces elegidos por los presidentes para ocupar un asiento en la alta instancia.

Kavanaugh ha estado en el centro del debate en las últimas semanas después de que aparecieran varias denuncias por presuntos abusos sexuales del juez hacia por lo menos tres mujeres.

Pese a las alegaciones y las dudas de última hora sobre qué iban a votar los senadores moderados, Kavanaugh fue elegido ayer tras cosechar los respaldos que requería en la Cámara Alta, incluyendo los de los republicanos Susan Collins y Jeff Flake, y del demócrata Joe Manchin.