Las pilotos contarán en 2019 con un campeonato femenino para poder dar el salto a la F-1

EP - Miércoles, 10 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 11:07h.

LONDRES.- Las pilotos contarán a partir de ahora con una nueva plataforma para poder competir en el Mundial de Fórmula 1, las nuevas W-Series, que tienen previsto comenzar en mayo de 2019 y que les ayudará a promocionarlas para romper una barrera casi histórica.

Esta nueva competición, totalmente femenina, se lanzó este miércoles y está apoyada por el expiloto británico David Coulthard y el diseñador de Red Bull, Adrian Newey, entre otros, y su objetivo es reforzar el papel de la mujer en el mundo del motor y que puedan hacerse un hueco oficial en algún equipo de la F-1.

Pese a la presencia de pilotos como la española Carmen Jordà, la escocesa Sussie Wolff o la mexicana Tatiana Calderón dentro de la estructura de algunos equipos, ninguna mujer ha competido en un Gran Premio desde que lo hiciese en 1976 por última vez la italiana Lella Lombardi, que llegó a correr en 12 carreras. La última que lo intentó fue la también italiana Giovanna Amati, que no pudo clasificarse en 1992.

Estas series tienen programada iniciarse en mayo de 2019, con una entrada libre para 18-20 pilotos que serán seleccionadas exclusivamente por sus méritos al volante después de varios tests y otras valoraciones, y con un montante económico de 1,5 millones de dólares (1,3 millones de euros), con 500.000 (435.000 euros) para la ganadora de la general.

Los organizadores apuntaron que su objetivo es el de preparar seis carreras de 30 minutos de duración en los mejores circuitos de Europa, muchos de los cuales acogieron en el pasado Grandes Premios de F-1, y con idénticos coches de la Fórmula 3 de 1.8 litros. La expansión para Estados Unidos, Asia y Australia se estudiaría en el futuro.

"En el corazón del ADN de las W Series está la firme creencia que las mujeres pueden competir de igual forma con los hombres en el deporte del motor. De cualquier modo, unas Series exclusivamente femeninas son esenciales de cara a forzar una mayor participación femenina", señalaron los organizadores en un comunicado.

David Coulthard, ganador de 13 Grandes Premios entre 1995 y 2003, está en el Consejo Asesor junto a Adrian Newey, el diseñador de la F-1 de mayor reputación en la actualidad, y ambos estarán implicados en el programa de entrenamiento de las pilotos. Dave Ryan, antiguo 'Team Manager' de McLaren, ha sido designado como director de Carrera, mientras que la abogado y banquera de finanzas corporativas Catherine Bond Muir será la directora ejecutiva.

A pesar de que la idea de una competición femenina no es novedosa, sí ha creado controversia en el pasado, con las pilotos asegurando que querían competir contra los hombres en lugar de hacerlo de forma separada, aunque Carmen Jordà fue una de las que más apoyó un campeonato solo de mujeres por considerar que cuentan con la desventaja física. Claire Williams, jefa de Williams, consideró "un paso atrás" la creación de un Mundial femenino.

Coulthard, en cambio, cree que las mujeres tendían a alcanzar 'un techo de cristal' en la F-3, principalmente por la falta de fondos, pero no ve razón a que no puedan competir de tú a tú con los hombres. "De cara a ser un piloto de éxito, debes ser talentoso, determinado, competitivo, valiente y físicamente preparado, pero no el tipo de superpoderes que requieren otros deportes y tampoco tienes que ser un hombre", aseveró.

Por su parte, Newey espera que estas W Series puedan crear "una plataforma en el que las mujeres piloto puedan mejorar corriendo unas contras y desde la que puedan dar el salto adelante en sus carreras para finalmente correr de forma exitosa en la F-1".

"Cuando yo corría de niño en 'karts', competí contra algunas chicas que tenían talento y eran rápidas, pero no eran demasiadas y había más chicos que chicas, eso es un hecho, así que doy la bienvenida a las W Series y espero que ayuden a las pilotos de carreras a progresar en sus carreras", apuntó el danés Kevin Magnussen, de Haas, en declaraciones facilitadas por los organizadores.