"no perder la prudencia en ningún momento"

Gortázar (Caixabank) insta a ser "muy cuidadosos"en la concesión de créditos

Advierte de que un incremento "brusco" de los tipos de interés tendría efectos "perjudiciales" pero ve difícil una subida "estratosférica"

EP - Miércoles, 10 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 13:15h.

BILBAO.- El CEO de Caixabank, Gonzalo Gortázar, ha instado a "no perder la prudencia en ningún momento" y ser "muy cuidadosos" en la concesión de créditos y ha advertido, por otra parte, de que un incremento "de manera brusca" de los tipos de interés tendría "consecuencias económicas serias y efectos perjudiciales" para las entidades y las personas, aunque ve difícil que "vayan a subir a niveles estratosféricos".

Gonzalo Gortázar ha realizado estas manifestaciones en Bilbao durante un encuentro empresarial organizado por Deusto Business Alumni, en el que se ha mostrado de acuerdo con la recomendación realizada la pasada semana por el gobernador de España, Pablo Hernández de Cos, de "no descuidar la vigilancia de las condiciones de concesión de los créditos" al consumo y también con su mensaje de que las entidades deben acelerar la reducción de los activos deteriorados.

El CEO de Caixabank ha asegurado que "no puede estar más de acuerdo" con la recomendaciones del Pablo Hernández de Cos y ha afirmado que, "sin duda, tiene razón".

Gortázar ha indicado que se ha "avanzado muchísimo" en España pero la crisis que se vivió fue "muy seria y larga" y ahora se han vivido varios años de crecimiento económico y "si no se hacen los deberes en los años en los que van bien las cosas, sería imposible de entender". "Ni mucho menos está todo hecho", ha señalado.

Sobre la concesión de crédito, ha manifestado que, en algún momento, vendrá "algún año de recesión" y lo que se "siembre ahora" será "el gérmen de los problemas futuros". Por ello, se ha mostrado de acuerdo con el gobernador en que hay que ser "muy cuidadosos" en la concesión de crédito.

Gortázar ha indicado que las entidades ahora mismo tienen "mucha liquidez" y, por tanto, hay "muchos incentivos para tomar decisiones equivocadas".

Por ello, cree que hay que tener "la cabeza muy fría" para "pensar que es importante la cuenta de resultados del trimestre que viene, del año que viene, pero lo que más ha diferenciado a una entidad de largo plazo es que cuando han venido mal dadas, ha salido bien" y, en este sentido, ha puesto como ejemplo a Caixabank. Asimismo ha manifestado que, aunque el entorno es "positivo, no se debe de perder la prudencia en ningún momento".

TIPOS DE INTERÉS

Por otra parte, ha indicado que, si se produce una subida de tipos de interés de manera "brusca", tendría "consecuencias económicas serias y efectos perjudiciales" para las entidades y las personas.

No obstante, cree que un escenario de subidas bruscas de tipos "es poco realista" porque el mercado indica que el Euribor a doce meses, a finales de 2019, estará en el 0,17% y a finales de 2021 en el 0,88% que son "subidas muy ligeras", aunque no se puede descartar. "Con el tipo de crecimiento y los problemas económicos que tiene Europa es difícil que los tipos vayan a subir a niveles estratosféricos", ha manifestado.

Gortázar ha añadido que, si se da una subida "paulatina", las economías europeas podrán "muy bien" adaptarse a ese escenario. Por otra parte, ha destacado la importancia la "disciplina" en los países para mantener una estabilidad fiscal.

OPERACIONES DE CONSOLIDACIÓN

Por otra parte, Gortázar considera que, en el sector financiero español y europeo, "habrá mas operaciones de consolidación" aunque "no de manera inmediata". A su juicio, existe "mucha presión competitiva" sobre los márgenes, entre otras razones, por la entrada de nuevos competidores y, en este sentido, cree que "lo lógico es responder con operaciones de consolidación".

Gortázar ha afirmado que esas operaciones no debieran ser derivadas de la crisis sino de que, "desde un punto de vista maduro", se suman "fuerzas" para ser "más rentables".

No obstante, cree que, a día de hoy, el sector está "suficientemente sólido" como para pensar que esas operaciones se van a producir "en el corto plazo", aunque "nunca se puede saber cuándo se pueden producir".

El CEO de Caixabank ha indicado que en Europa las operaciones "domésticas" serán las principales, pero tampoco ha descartado alguna "transfronteriza" entre grandes bancos, aunque ha insistido que "no en el corto plazo". A su juicio, es "lógico pensar que habrá algún banco más paneuropeo que los que hay ahora".

TELÉFONICA

Por otra parte, preguntado por Telefónica, de la que Caixabank es accionista, ha destacado que tienen una "grandísima inversión" en el operador y son "inversores estables, a largo plazo". Tras destacar que tienen una "alianza en muchos órdenes" con Telefónica, ha indicado que la compañía tiene un "magnífico futuro", aunque ahora tienen "una infravaloración por el mercado".

"Tiene un equipo de gestión excelente y, por tanto, somos accionistas con el convencimiento de que nuestra inversión valdrá más en el futuro", ha afirmado.

Por otra parte, ha hecho mención a la entrada de nuevos operadores en el mercado como Amazon y ha indicado que lo observan "con expectación" y que, aunque tiene algún componente de "amenaza competitiva", es más "un aliciente para hacer las cosas mejor". No obstante, ha incidido en que es necesario que todos tengan "igualdad de trabajo" por lo que se deberá cambiar la legislación.

Otro de los temas abordados por Gortázar es el de la transformación digital y se ha mostrado convencido de que no les va a crear "problemas trascendentales" porque Caixabank, que en noviembre presentará su plan estratégico con unas estimaciones de crecimiento de la economía española de 2% o algo superior para los próximos tres años, está "en plena forma" y se ha ido adaptando.

CAÍDA LEHMAN BROTHERS

En su intervención, ha hecho un análisis de la caída en 2008 del gigante financiero Lehman Brothers y de la consiguiente crisis. El directivo de Caixabank ha apuntado que falló la gestión de riesgos, que fue "mala", lo que evidenció un problema de "gobernanza".

Gortázar cree que se han tomado las medidas para que no se repita "un incidente similar" y, sobre todo, "de la misma gravedad", aunque no por ello "se puede dormir tranquilos". El directivo de Caixabank ha asegurado que hay que seguir preocupándose por los riesgos existentes y prevenir los que puedan venir.

El CEO de Caixabank ha señalado que los bancos se "quejan del tsunami de regulación", pero ha reconocido que "no quedaba otro remedio", aunque defiende llegar a "un punto intermedio" y que debe "deje de moverse el listón" para que el sector sepa "a qué atenerse". "Lo que no podemos esperar las entidades es que después de la crisis no haya una revolución en las normas que regula el sector, era necesario y sano", ha manifestado.

Gortazar ha indicado que, en la actualidad, la concentración de riesgos "ha caído radicalmente", se ha doblado el nivel de capital y ha cambiado "a mucho mejor" la gobernanza.

No obstante, ha asegurado que quedan "cosas por hacer" para lograr un sistema "fuerte y seguro" y, en concreto, en el marco regulatorio europeo y dentro de la unión bancaria está pendiente implantar un fondo de depósitos único. Ha reconocido que es un tema "complejo, político" pero espera que se pueda convencer a los países "más reticentes".

Gortázar, que ha aludido a la importancia de separar "el riesgo soberano y el riesgo bancario", cree que también hay que avanzar en completar el sistema de resolución ante entidades en dificultades para que no sean los Estados los que "se hagan cargo de las pérdidas".

También ha demandado, en este caso, una Ley hipotecaria para España en la que los bancos tengan "claras las normas desde el punto de vista de la protección del consumidor" y los ciudadanos puedan optar a "hipotecas competitivas". Por último, ha reflexionado sobre la reputación en el sector y ha asegurado que "con una reputación mala, un sector no puede ser sostenible a largo plazo".