próxima Cumbre del Clima en polonia

La UE evidencia su división en los objetivos climáticos de 2020, pero urge a reducir los gases de efecto invernadero

Alemania busca rebajar la emisión de los coches un 30% y Suecia quiere el 50%

Miércoles, 10 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

bruselas - Los países de la Unión Europea se mostraron ayer divididos a la hora de respaldar conjuntamente una revisión al alza de los objetivos climáticos de la UE a partir de 2020, de cara a la próxima Cumbre del Clima que se celebrará en Polonia en diciembre.

“La UE considera que una acción colectiva y justa” por parte de todos es la mejor manera de alcanzar una acción ambiciosa sobre el cambio climático”, señalaron los ministros de Medio Ambiente de los Estados miembros de la UE, que estaban reunidos en Luxemburgo.

No obstante, las conclusiones adoptadas de cara a la Cumbre del Clima COP24, que se celebrará en Katowice, Polonia, en diciembre, no recogen una voluntad política expresa de elevar el objetivo de reducción de gases de efecto invernadero, fijado actualmente en al menos un 40% para 2030.

Bélgica, Chipre, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Eslovenia, España, Suecia y el Reino Unido pidieron incluir en el texto conjunto el compromiso expreso de la UE de revisar al alza esos compromisos a partir de 2020, ante lo que Polonia se negó.

El texto acordado, sin embargo, sí se hace eco de la “urgencia sin precedentes que se necesita para fijar esfuerzos globales para evitar los peligrosos efectos del cambio climático”, que apuntó el lunes el nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático.

limitar la subida climática Ese estudio destaca la importancia de limitar la subida de temperaturas a 1,5 grados centígrados a final de siglo, tarea muy urgente y que requiere “cambios sin precedentes” a nivel social y global, para evitar una mayor extinción de especies o reducir la subida del nivel del mar.

El texto de conclusiones adoptado en el Consejo de ministros de la UE subraya que la Unión ya se ha fijado como objetivo en 2030 lograr que el 32% de energía sea de origen renovable, ganar un 32,5% en eficiencia energética y ha reformado el sistema europeo de comercio de emisiones contaminantes para el período entre 2021 y 2030.

“Entre 1990 y 2016, el producto interior bruto de la UE aumentó en un 53% mientras que el total de emisiones cayeron un 22,4%. La parte total de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE cayó del 17,3% en 1990 al 9,9% en 2012”, recoge el texto de conclusiones aprobado por los ministros de Medio Ambiente en Luxemburgo.

Por su parte, la Red Europea de Acción Climática, que agrupa a diversas ONG ambientalistas, celebró la ambición de los ministros de los quince países citados y llamó a los Gobiernos de la UE a “que acuerden un incremento masivo de las emisiones, en la senda requerida por el nuevo informe del IPCC”.

debate para reducir las emisiones En la cumbre también se debatió la reducción de emisiones contaminantes de coches y furgonetas de cara a 2030, un coloquio marcado por el rechazo de Alemania y los países del Este -Eslovaquia, República Checa, Rumanía, Bulgaria, Hungría y Polonia- a fijar una meta que supere la reducción del 30% planteada por Bruselas.

Así pues, algunos territorios dijeron que la propuesta del Ejecutivo comunitario “ya es bastante ambiciosa”, pero están dispuestos a apoyarla en pro del consenso. Frente a estos se encuentran Eslovenia, Dinamarca, Luxemburgo, Finlandia Italia, Bélgica, Malta, Países Bajos, Reino Unido y Irlanda, liderados por Francia, que apuestan por establecer una meta de reducción de emisiones contaminantes de al menos el 40%. Por su lado, Suecia fue partidaria de elevar el objetivo al 50%.

Respecto a esta división de opiniones, está previsto que los ministros alcancen un acuerdo que desbloquee las negociaciones con el Parlamento Europeo (PE). De hecho, un eventual pacto a Veintiocho no significa que quede cerrado el asunto, puesto que se trata solo de fijar la posición negociadora de los Estados. De este modo, si esto ocurriese, tendrían que comenzar después las negociaciones con el PE, que la semana pasada acordó defender un recorte del 40%. - Efe/E.P.

presupuesto

aumenta la financiación de ‘life’

Un 60% más. El Comité Europeo de las Regiones aplaudió ayer la propuesta de la Comisión para incrementar la financiación del programa medioambiental LIFE en un 60%, aunque advirtió de que en esta subida también se incluyen proyectos que antes entraban en el proyecto europeo de investigación, de modo que “los programas de energía limpia que hoy entran bajo el programa Horizonte 2020 serán parte del futuro programa LIFE”, señaló el italiano Marco Dus. Así pues, el proyecto de protección de la biodiversidad y el medio ambiente pasará de los 3.400 millones de euros actuales a 5.450 millones para el periodo entre 2021 y 2027.