Al menos 10 muertos tras una espectacular tromba de agua en Mallorca

La localidad de Sant Llorenç des Cardassar, al este de la isla, queda destrozada tras desbordarse un torrente Las estaciones meteorológicas de AEMET en la comarca de Levante registraron hasta 232,8 litros de agua por metro cuadrado

EFE - Miércoles, 10 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 07:50h.

PALMA. Las diez víctimas mortales confirmadas en las inundaciones de Sant Llorenç des Cardassar (Mallorca) son seis hombres y cuatro mujeres. La mayoría son españoles, excepto una pareja de británicos y una mujer holandesa.

Así lo ha indicado un portavoz de la Guardia Civil en declaraciones a los medios desde el puesto de mando instalado a la entrada de Sant Llorenç.

Todas las víctimas mortales de las inundaciones de este martes son personas de mediana o avanzada edad. Además, hay un niño de cinco años que continúa desaparecido. Su madre es una de las fallecidas. La mujer iba en un coche con sus dos hijos menores de edad en el momento en el que fueron alcanzados por la riada, y consiguió salvar a su otra hija.

La mayoría de los cuerpos han aparecido en el cauce del torrente y sus alrededores. El torrente discurre por varias localidades hasta su desembocadura.

Por otro lado, desde la Guardia Civil han explicado que el dispositivo de emergencias está peinando la zona de S'Illot con perros especializados en la búsqueda de personas. Según han indicado, es un trabajo complicado por el abundante barro y la presencia de escombros y restos de vehículos.

Por la noche, el dispositivo no podrá ser de la misma intensidad, aunque continuarán las tareas de búsqueda.

Por otro lado, las fuerzas de seguridad han pedido comprensión ante las restricciones para acceder al municipio, puesto que numerosas personas quieren desplazarse para ayudar en Sant Llorenç. "No se puede abrir paso a todo el mundo", han apuntado.

En este sentido, desde el dispositivo especial han recalcado que se ha puesto a disposición de familiares un lugar en Manacor -donde se trasladan los cuerpos de las víctimas- para que sean atendidos por psicólogos y personal especializado.

Hasta el lugar se ha desplazado esta mañana el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha avanzado que este jueves un Consejo de Ministros tramitará la declaración de zona catastrófica. El Govern ha decretado tres días de luto oficial.