Fran Mérida es la alternativa a Iñigo Pérez

El protagonista el centrocampista catalán dice estar ya preparado para jugar 90 minutos o lo que le toque

“Me noto bien, al 100%, y el otro día en Zaragoza disfruté muchísimo jugando” “Me lesioné a una semana de empezar la Liga y fue uno de esos problemas que te van lastrando”

Javier Leoné Mikel Saiz - Jueves, 11 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Pamplona - Con Iñigo Pérez descartado para el partido del próximo sábado (16.00 horas) contra el Córdoba en El Sadar por una lesión en el dedo gordo del pie derecho, Fran Mérida (Barcelona, 4/3/1990) emerge como clara alternativa para cubrir la plaza que va a dejar vacante en el eje del centro del campo el futbolista pamplonés, hombre de confianza del entrenador de Osasuna, Jagoba Arrasate, y el único que ha actuado de inicio en los nueve partidos oficiales (ocho de Liga y uno de Copa) que hasta la fecha ha disputado el conjunto navarro esta temporada. El catalán no pudo estrenarse en el presente ejercicio hasta el pasado 30 de septiembre, contra el Numancia en duelo correspondiente a la séptima jornada de Liga, por culpa de una lesión en la inserción entre el aductor y el pubis en pretemporada. Sin embargo, ahora ya parece recuperado, puesto que ante el conjunto soriano dispuso ya de media hora de juego (sustituyó a Brandon en el minuto 60) y el pasado lunes en La Romareda disputó la segunda parte al completo (supliendo precisamente al lesionado Iñigo Pérez).

Fran Mérida pasó ayer por la sala de prensa de las instalaciones de Tajonar y reforzó la hipótesis de que el próximo sábado pueda estar incluido en el once inicial que presente Jagoba Arrasate para recibir al Córdoba. “Estoy preparado para todo, para jugar 90 minutos o para esperar mi turno, pero eso no lo decido yo, es algo que depende del míster”, explicó el centrocampista catalán, que, en cualquier caso, añadió que “voy a entrenar con la intención de prepararme por si me toca jugar de inicio;y si no, esperaré mi oportunidad, pero siempre con el objetivo de ayudar al equipo”. No obstante, cuestionado sobre la posibilidad de ser elegido para suplir en el once a Iñigo Pérez, Mérida tuvo palabras de ánimo para su compañero: “Lo importante es que su lesión sea lo menos grave posible, porque es un jugador importante para nosotros y esperemos que esté pronto de vuelta”.

Tras debutar en Liga hace poco menos de dos semanas contra el Numancia en El Sadar y tener continuidad el pasado lunes en La Romareda contra el Zaragoza, Fran Mérida confesó ayer que “ya no tengo problemas en los entrenamientos y, aunque quizá tendré que regularme en algunas cosas, más que nada por precaución, me noto bien, al 100%, y puedo estar con el grupo”. Y ocurre lo mismo con su rendimiento en el campo, como quedó patente sobre todo en el último compromiso oficial de Osasuna. “El otro día (en Zaragoza) me encontré bastante bien, disfruté muchísimo jugando y, con la confianza de los compañeros y del cuerpo técnico, sólo me queda intentar mejorar día a día”, argumentó el futbolista catalán del conjunto rojillo.

Una lesión complicada Fran Mérida también aclaró que su lesión se produjo “en un momento malo, porque fue una semana antes de que comenzara la Liga, y este tipo de lesiones son de las que, aunque estés con el grupo, te van lastrando un poco, pero me siento mucho mejor”.

Sobre el rendimiento de Osasuna, que ahora mismo es 13º con 9 puntos en ocho jornadas, con solo dos de ventaja con respecto a los puestos de descenso y a 5 y 8 de la promoción y del ascenso directo, respectivamente, el futbolista catalán dijo que “tenemos que autoexigirnos sin que nos lleve a una confusión, pero, si pudimos dar ese nivel ante el Zaragoza, tenemos que mostrarlo todas las semanas, aunque es difícil estar siempre a un nivel alto por el rival”. “Lo que nos hizo ser superiores en La Romareda fue la predisposición a ir a presionar y la necesidad de coger el balón e ir a por el rival”, explicó Fran Mérida, que ya se encuentra preparado para jugar y llevar a Osasuna más arriba.

Detalles

Villar sigue con el grupo. Juan Villar volvió a completar ayer la sesión de trabajo con el grupo, por lo que todo apunta a que, salvo contratiempo, el sábado estará a disposición del entrenador de Osasuna.

Nacho Vidal, por su cuenta. El que no pudo ejercitarse ayer con el primer equipo fue Nacho Vidal. Pese a que estaba previsto que lo hiciera después de haber descansado el lunes, ayer amaneció con un proceso vírico que le impidió entrenarse con sus compañeros.

Sesión a las 10.00 horas. El primer equipo de Osasuna continúa hoy a partir de las 10.00 horas en Tajonar con la preparación del partido que el próximo sábado le enfrenta al Córdoba en El Sadar.