EHNE: “La Renta Garantizada no quita mano de obra al sector”

Califica de “inmoral” el debate suscitado y achaca el problema “a la falta de relevo y de empleados” en el agro

Jueves, 11 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - El sindicato EHNE rechazó ayer que “la renta garantizada sea el problema para cubrir la mano de obra en las campañas agrarias”, a través de una nota. “Desviar la atención hacia una crítica artificial de esta prestación por criterios e intereses puramente políticos, teniendo en cuenta que vivimos en un mundo donde gran parte de la población carece de lo que podemos considerar esencial para sobrevivir, nos parece algo inmoral e insolidario”, señaló EHNE en un comunicado.

El sector, afirmó el sindicato, se encuentra “en un momento difícil”, ya que “cada vez hay un menor número de trabajadores que se dedican a él y el relevo generacional no está asegurado”. Para EHNE, en esta “adulterada polémica” sobre la renta básica garantizada “se ha pasado por alto la situación de muchas personas ilegales, que no pueden formalizar un contrato de trabajo mientras no acumulen tres años de empadronamiento, una barrera mucho más importante que otras cuestiones que han salido a colación”. El sindicato recordó que son “conscientes” de que “los trabajos más duros -también ocurre en otros sectores- son desempeñados por las personas con menos recursos, sobre todo inmigrantes. La peculiaridad y temporalidad de dichos empleos obliga a la realización de contrataciones de pocas semanas, días e incluso horas, lo que dificulta esa relación laboral. La propia situación de muchas explotaciones, condicionadas por el modelo productivo que impone el sistema capitalista, minimiza un convenio laboral que no puede permitirse los sueldos de otros sectores, pero que también hay que cumplirlo”.

“política social necesaria” “Se trata de una cuestión de calado estructural, en la que se debería poner el énfasis sobre qué modelo de agricultura y ganadería se ha fomentado y se nos impone”, agregó el sindicato, que consideró que “no se puede centrar el debate en las ayudas a los más desfavorecidos para lanzar mensajes contra una política social, por desgracia, todavía necesaria cuando lo que realmente está en juego es la sostenibilidad económica, social y ambiental de nuestro sector”.

Quienes hacen eso, destacó, “se sitúan al mismo nivel de desconocimiento que los que critican las ayudas a la agricultura y ganadería porque sí”. - D.N.