área de Ecología Urbana y Movilidad

El carril bici del Labrit llegará desde Alemanes a San Ignacio

El Ayuntamiento encarga un estudio de alternativas del trazado de 2,2 km, que contempla un vial por la calle Amaya o por Olite hasta la avenida Baja Navarra

Jueves, 11 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - El área de Ecología Urbana y Movilidad del Ayuntamiento de Pamplona ha encargado la elaboración del estudio de alternativas para la intervención en el futuro corredor sostenible de Labrit a la consultora pamplonesa especializada en la materia SUMA Urban Sustainability Consultants por un importe de 13.915 euros. El objetivo de este encargo es identificar la solución más adecuada, desde el punto de vista técnico, para modificar el aspecto y funcionalidad del ámbito del futuro corredor sostenible haciendo la zona más accesible para los usos peatonales y los medios de movilidad sostenibles y reduciendo, al mismo tiempo, el tráfico de vehículos a motor privados. Para diciembre se espera encargar el diseño final una vez conocida la propuesta técnica.

Para el diseño de la intervención, que comprende desde el paseo de Alemanes hasta la avenida San Ignacio, incluyendo la calle Amaya, se tendrán en cuenta los criterios que ya se han aplicado para la definición de otros corredores sostenibles: mejorar las condiciones de la movilidad peatonal, potenciar el transporte público, garantizar la seguridad, comodidad y atractivo para las personas usuarias de la bici y proponer soluciones que tengan un coste económico bajo y cuya ejecución sea pueda realizar a corto plazo.

El plazo para realización de todos los trabajos comprendidos en este estudio es de un máximo de 12 semanas desde su adjudicación (firmada este lunes por el área de Ecología Urbana y Movilidad) y se prevé que sea entregado a finales de diciembre.

plan de movilidad El corredor del Labrit forma parte de la estrategia de Amabilización y Movilidad del Ayuntamiento. A su vez, está integrada en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la Comarca, que cuestiona el actual esquema circulatorio de Pamplona que permite un importante tráfico por zonas sensibles y con gran potencial cívico y aboga por transformarlo en espacios más amables y aptos para estar y convivir, convirtiendo a los peatones en los protagonistas de la movilidad y conseguir así una ciudad accesible, agradable y segura.

El Grupo Técnico de Movilidad, en el que están representadas las áreas municipales de Ciudad Habitable y Vivienda, Seguridad Ciudadana y Convivencia y Ecología Urbana y Movilidad, además de la Mancomunidad, es quien ha definido el ámbito de actuación física del futuro corredor sostenible de Labrit. Para establecerlo, sus miembros han tenido en cuenta factores como las intervenciones y proyectos que ya están en marcha en la zona o las peticiones ciudadanas, entre las que se incluyen colectivos ciclistas y plataformas por la movilidad sostenible formadas por el vecindario de la Txantrea.

El corredor tendrá forma de “Y” invertida. El eje central partirá desde el paseo de Alemanes en su confluencia con la calle Magdalena, hasta la confluencia entre la calle Vergel y la calle Amaya, recorriendo la calle Vergel y la Cuesta del Labrit. El ramal derecho de la “Y” llegará hasta la céntrica avenida de San Ignacio, pasando por la calle Cortes de Navarra, mientras el ramal izquierdo del corredor sostenible irá, bien por la calle Amaya o bien por Emilio Arrieta y Olite, en ambos casos hasta llegar a la intersección la avenida Baja Navarra. En total se prevé actuar en una superficie de 2,2 kilómetros.

Definido el ámbito a acometer el servicio de Movilidad del Consistorio invitó el pasado 28 de septiembre a siete empresas especializadas a presentar ofertas para realizar el estudio de alternativas. De las cinco presentadas resultó adjudicataria SUMA Urban. - D.N.

los apuntes

Incluido en las inversiones financieramente sostenibles. 300.000 euros fue la asignación de la partida prevista para el corredor del Labrit que fue aprobado en el pleno sobre las inversiones pendientes de acometer.

Estudios de aforos. Las alternativas deberán tener en cuenta los diferentes Planes municipales, Ordenanzas y legislación vigente. Además deberán basarse en estudios de aforos que analicen las intensidades medias del tráfico, sus variaciones intensidades máximas, medias y en hora punta

Simulaciones. Una vez seleccionada la alternativa final se realizarán microsimulaciones para evaluar su viabilidad.