Filipe Mota | Central del bada huesca y exjugador del helvetia

“Entrar en Europa está más difícil ahora, con más equipos en lucha por esas plazas”

El central portugués Filipe Mota (7/05/1984) regresa mañana a La Catedral, donde jugó dos temporadas, para enfrentarse con la camiseta del Bada Huesca al Helvetia

Beatriz Equísoain Iraizoz - Viernes, 12 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - El Helvetia suma dos victorias consecutivas tras un duro comienzo. El Bada Huesca mira hacia arriba en la tabla con tres victorias, un empate y sólo una derrota en cinco encuentros. Para el exjugador de Anaitasuna Filipe Mota será un partido complicado, igualado, pero muy atractivo por el momento dulce de los dos equipos. El central portugués vuelve mañana a Pamplona (19.00 h), tras su marcha al Bada Huesca.

Es el primer partido oficial después de su marcha del Helvetia, ¿cómo ve el encuentro?

-En la pretemporada ya nos enfrentamos y ahora lo hacemos en la Liga. Será un partido complicado, porque Anaita se ha venido arriba después de un comienzo difícil, que le hizo estar con menos confianza. Pero ahora, después de los dos encuentros consecutivos que ha ganado, va a estar a tope y será un enfrentamiento difícil.

Anaitasuna está con la moral alta ahora, sí, pero el Huesca llega también en un buen momento, después de tres victorias en cinco partidos.

-Sí, nosotros vamos bien en general. Quitando dos partidos quizás, eso sí. El de Benidorm, que íbamos ganando y en los últimos diez minutos fallamos mucho;y el de Logroño, en casa, que en el tramo final vencíamos por tres y nos dejamos empatar. Pero no nos podemos quejar. En mi opinión, será un choque igualado. El equipo que cometa menos errores, se llevará el partido.

¿Cómo ve al Helvetia después de todos los cambios? ¿Dónde cree que está su punto fuerte?

-Lo he visto poco, pero creo que está defendiendo muy bien. Tiene una defensa muy agresiva, muy arriba, y me parece que esa es su clave, junto con el contraataque. Tiene unos extremos muy rápidos y salen temprano al contragolpe.

¿Qué tal se ha adaptado al Huesca y al juego del equipo?

-Genial, los compañeros me recibieron muy bien desde el principio. Es un equipo joven, al que le gusta mucho trabajar, al igual que a mí. En cuanto a mi rol, es más o menos el que tenía en Pamplona en el central. En defensa, en Anaitasuna siempre iba de dos o a veces de tres, pero aquí me tocan ambas facetas siempre. En ataque, también actúo de lateral izquierdo.

A finales de la temporada pasada parecía que su futuro estaba más en Portugal y, sin embargo, al final se quedó en la Liga Asobal.

-Tenía casi todo listo para irme a Portugal, pero salió lo de Huesca y, hablando con mi mujer, decidimos quedarnos un año más en España. Estamos bien aquí y la Liga me gusta. Estoy contento.

Huesca y Anaitasuna son dos conjuntos con parecidos objetivos en la Liga, estar entre los ocho primeros y, a partir de ahí, no dejar de mirar hacia lo más alto.

-Sí. Son dos equipos que todos los años pelean por Europa, aunque esta temporada está más complicado porque hay más rivales que pueden luchar por esas plazas europeas. El que cometa menos errores y sea más regular, estará arriba.

Personalmente, ¿qué supone para usted regresar a La Catedral?

-Con esta edad, ya no me pongo tan nervioso (se ríe). Los dos años que jugué allí estuve muy a gusto, pero ahora toca luchar por otros colores. De todas formas, estoy contento por pisar de nuevo el pabellón Anaitasuna.