Un cambio de rumbo

fútbol sala | osasuna magna necesita recuperar la confianza para conseguir su primera victoria en el partido de hoy ante el líder

“Hay que ser más equipo que nunca y ser más fuertes mentalmente”

M.J. Armendáriz | Mikel Saiz - Viernes, 12 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - Un punto en cuatro jornadas. Ese es el balance de Osasuna Magna en este inicio de Liga que quiere mejorar en el partido de hoy ante el líder. Llega Palma, que cuenta sus partidos por victorias. Pero ahora mismo al equipo navarro le da igual el rival. Esta tarde, a partir de las 20.30 horas, sólo piensa en obtener los tres puntos para recuperar la confianza.

Es el peor inicio del conjunto navarro en los últimos años, con 20 goles encajados. Sin acierto arriba y con errores a la hora de defender jugadas a balón parado y contragolpes, a Osasuna Magna le han entrado dudas.

Urge la reacción. Y el equipo trabaja para recuperar sensaciones en la pista que le permitan ser el equipo capaz de poner contra las cuerdas a cualquier rival. Enfrente está el líder. Un reto de altura.

Imanol Arregui tiene que recuperar al equipo. Le da igual que enfrente esté el líder. Confía en sus jugadores. “El Palma tiene una gran plantilla, a la altura de Pozo, y va a pelear por títulos. Va a ser un partido complicado, porque es uno de los equipos más en forma de la Liga. Pero me preocupa más mi equipo que el rival. Tenemos que levantarnos y ser nosotros mismos durante los 40 minutos, y no sólo a ratos”, resume el técnico navarro.

Para salir de esta situación, insiste en el aspecto psicológico. “Hay que ser más equipo que nunca y ser muy fuertes mentalmente. Cuando estás abajo es por algo. Estamos ahí porque hacemos más cosas mal que bien. Hay que cambiar la dinámica y confiar en lo que somos. En este momento tenemos que hacer el doble para conseguir la mitad. No somos un equipo que vamos a estar abajo, pero ahora mismo estamos ahí y hay que asumirlo. Tenemos que ganar, porque los puntos te dan cosas que no te dan los entrenamientos. Hay que revertir la situación. Pero eso no se hace en un día. Hay que ir haciendo bien pequeñas cosas para que las grandes estén mejor. Y ganar un partido”.

Esta tarde es la cita para reencontrarse a sí mismo. En el partido más difícil. Sólo el verdadero Xota es capaz de hacerlo.