Mundial de BArcelona 2018

El navarro infiltrado

Paleta cuero | El eratsundarra Miguel Mari Urrutia volverá a jugar con la selección mexicana

“En México ya fui bronce en paleta cuero y oro absoluto con la selección, pero será difícil repetir” “Koteto Ezkurra ha sido el mejor remontista de la historia, un fuera de serie y un ejemplo”

Javier Leoné - Viernes, 12 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Pamplona - Aunque son 14 pelotaris navarros, incluida la trinquetista Elena Agulló, canaria de nacimiento pero pamplonesa de adopción, los que forman parte de la selección española que disputará entre este domingo y el sábado de la próxima semana el Mundial de pelota de Barcelona, habrá uno más que tome parte en la competición, aunque lo hará defendiendo los intereses de México. Se trata de Miguel Mari Urrutia, exremontista profesional natural de Eratsun que desde hace ya seis años y medio reside en suelo azteca. Y no se trata de una novedad, porque en la anterior cita mundialista, disputada en tierras mexicanas en 2014, Urrutia ya defendió la bandera tricolor del equipo anfitrión. “Fue mi primer Mundial y conseguí la medalla de bronce con el equipo de paleta cuero en frontón de 36 metros, además del oro absoluto con México”, rememora el pelotari navarro, que en Barcelona volverá a repetir modalidad, aunque confiesa que con menos opciones de subir al podio, “pero con la misma ilusión”.

La vida de Miguel Mari Urrutia giró de forma radical cuando conoció a su actual esposa, una mexicana cuya familia es de origen baztandarra y con la que se casó hace algo más de ocho años. Poco después de pasar por la vicaría, el eratsundarra colgó el remonte (era profesional, y de los buenos, como atestiguan las dos txapelas individuales que ganó en 2008 y 2009) y se mudó a México, donde reside desde 2012 y donde nacieron sus dos hijos, Mikel y Julen. Como en el DF no se practica el remonte, una modalidad autóctona de Navarra, Urrutia decidió probar con la pala corta y la paleta cuero. No se le daba mal, y en 2014 disputó el Mundial representando a México, el país anfitrión y a la postre campeón, y cuatro años después va a repetir experiencia.

El navarro infiltrado aterrizará mañana en Barcelona con sus compañeros de equipo y, además de para disputar el Mundial, aprovechará el viaje para realizar una breve visita a su tierra natal. “Después del campeonato me iré a mi pueblo unos días. Concretamente cuatro. No son muchos, pero menos es nada”, dice divertido. “Nunca jugué en Barcelona y va a ser una experiencia muy bonita. Intentaré disfrutarla en todos los sentidos”, vaticina.

Para terminar, como exremontista profesional, hace una mención a la reciente retirada de Koteto Ezkurra. “Ha sido el mejor de la historia de la modalidad, un fuera de serie y un ejemplo para todos. Además del don y las cualidades que tenía para jugar, se preparaba al máximo y se vació por el remonte”, elogia Urrutia, el 15º pelotari navarro que estará en el Mundial de Barcelona, aunque defendiendo la camiseta tricolor de México.

El protagonista

Nombre completo. Miguel Mari Urrutia Eskudero.

Edad. 35 años (31/5/1983).

Procedencia. Hasta los 4 años vivió en Eratsun (Navarra), aunque de los 4 a los 17 estuvo en Saldias (Navarra). Después regresó a Eratsun y hace seis años y medio emigró a México, por lo que tiene la doble nacionalidad (española y mexicana).

Familia. Está casado desde hace más de ocho años con Anabel Etxenike, una chica mexicana de 33 años cuya familia es natural del Baztan y con la que comenzó a salir hace ya 13 años. Tienen dos hijos en común, Mikel y Julen.

Como pelotari. Miguel Mari Urrutia dejó la práctica del remonte hace ya seis años y medio, después de completar una exitosa carrera profesional de nueve años en la que acumuló numerosos triunfos, aunque los más notables fueron sus dos títulos individuales (2008 y 2009). Ahora juega a pala corta y paleta cuero en México, donde reside y trabaja (en una empresa familiar de zapatos).

El precedente. Va a ser el segundo Mundial que dispute Miguel Mari Urrutia. Su primera experiencia fue hace cuatro años, en México, en donde también defendió los intereses de este país. Fue bronce en paleta cuero en frontón de 36 metros y campeón absoluto con México.