La mancomunidad incluye la línea Sarriguren-Zizur entre los 4 ejes troncales del transporte urbano

Los autobuses circularían por una plataforma central de doble dirección
Las líneas funcionarán como los tranvías, con el pago previo al acceso y entradas y salidas simultáneas por varias puertas

Kepa García Itxaso MitxitorenaJavier Bergasa - Viernes, 12 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - La Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP) presentó ayer la propuesta y el estudio de viabilidad de la red troncal de 23,2 kilómetros bidireccionales con la que pretende transformar el transporte urbano comarcal de las próximas décadas. Se trata de un proyecto ambicioso, por lo que supondría de mejora del entorno urbano y del medio ambiente;y por la inversión que precisa, 67 millones de euros sólo en la infraestructura, que hará necesario un consenso político y municipal lo más amplio posible ante las grandes cambios que entraña. El plan requiere seis años y medio de implantación, y la idea es ponerle en marcha a partir de la legislatura que viene, según expuso Ayesa.

Para que tenga éxito, además, habrá que cumplir a rajatabla los parámetros técnicos que se recogen en la propuesta presentada ayer por la MCP, donde se establece la construcción de 4 ejes troncales -antes eran 3- que funcionarán como las líneas de tranvía.

Incluso los autobuses que operarán en ellos se parecerán externamente a los tranvías urbanos, que según el proyecto tendrían que circular por una plataforma central, situando en el eje de la vía los dos sentidos de circulación de los autobuses.

Para aumentar la velocidad de paso de la flota y reducir los tiempos de desplazamiento y espera -dos de los objetivos prioritarios de la MCP- también habría que eliminar las zonas centrales o medianas de las avenidas y calles por las que atraviesen las líneas troncales, incluyendo plazas tan emblemáticas como Príncipe de Viana o Merindades, que habrá que retirar o seccionar para que atraviesen por ahí los autobuses urbanos.

El presidente de la Mancomunidad, Aritz Ayesa, y el director del departamento de Transporte de la entidad, Jesús Velasco, comparecieron ayer en rueda de prensa para dar a conocer la iniciativa. Está incluida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la Comarca de Pamplona (PMUSCP) y contempla la construcción de un sistema de transporte público de alta capacidad que permita afrontar el reto del aumento de movilidad con la calidad requerida, facilitando la reducción de la dependencia del vehículo privado y mejorando el reparto modal hacia modos más sostenibles.

los objetivos Esta red de alta capacidad o red troncal ha sido diseñada tomando como referencia la experiencia de otras ciudades (Vitoria, Nantes o Rouen). Sus objetivos son: reducir los tiempos de viaje, limitar el uso del vehículo privado (mediante restricciones de capacidad del viario y supresión del aparcamiento para gestionar la demanda) y recuperar el espacio urbano, tanto para el peatón como para la bicicleta.

Presenta dos componentes diferenciados: una plataforma reservada por la que circularían vehículos de gran capacidad y una red de líneas complementarias de autobuses de tamaño medio que, realizando recorridos similares a los actuales, alimentarían a las líneas troncales, y cuyo servicio y puntualidad serán decisivas para el óptimo funcionamiento del sistema.

La red troncal propiamente dicha tendría una longitud de 23,2 km bidireccionales, de los que 22,2 km contarían con plataforma reservada en la que habrá prioridad semafórica para los vehículos de transporte público en todas las intersecciones.

La Línea Circular unirá los municipios de Burlada, Pamplona y Villava. Tiene 11,4 kilómetros de longitud y contará con 20 estaciones. La velocidad comercial se sitúa en 25 kilómetros por hora.

La Línea Norte conectará Barañáin, Pamplona y Villava, con una longitud de 8,4 km, 18 estaciones y una velocidad estimada de 23 km/h.

La Línea Barañáin-Villava, a través de Burlada y Pamplona, tendrá 8,1 kilómetros, 16 estaciones y una velocidad de paso de 23,5 km/h.

La Línea Sarriguren-Zizur Mayor es la novedad con respecto a la propuesta presentada en 2015 por la MCP. Con 10,4 kilómetros, se instalarían 17 estaciones y la velocidad comercial sería de 26,2 km/h.

El servicio lo prestarían 33 buses eléctricos articulados con capacidad para 120 personas por unidad. La red contaría con 40 paradas o estaciones separadas entre 400 y 500 metros, varias de las cuales atenderían a más de una línea, dimensionadas para dar cabida a dos vehículos en línea y con capacidad para más de 300 personas.

En cada parada existirían máquinas validadoras de billetes. Por tanto, la validación se realizaría antes de que las personas usuarias se incorporasen al vehículo, con una reducción muy considerable de los tiempos de viaje.

El funcionamiento sería similar al de un tranvía, con entrada y salida simultánea por varias puertas y sin control de pasaje a bordo, lo que incrementaría su velocidad, que pasaría de los actuales 13 km/h a una velocidad que rondará los 25 km/h. El intervalo de paso entre vehículos sería de 8 minutos.