Se amplía la fase roja del semáforo para coches en el cruce de las Esclavas

El Ayuntamiento adopta medidas para reforzar la seguridad en este paso

Viernes, 12 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - El Ayuntamiento de Pamplona pondrá en marcha una serie de medidas para tratar de dar mayor seguridad al entorno del colegio de las Esclavas del Sagrado Corazón en el barrio de Txantrea, tras el atropello mortal de un alumno la semana pasada. Esas medidas, presentadas ayer en la reunión de la Junta de Movilidad del Ayuntamiento de Pamplona, incidirán en el ciclo semafórico que regula el paso de peatones, en la ampliación de los elementos de seguridad (vallas y bolardos) o en la información y formación de las familias. En la misma junta se abordó el proyecto de entornos escolares seguros que conforman 17 pasos en los que se va a intervenir, entre otros, los cruces con los colegios de las calles Monjardín e Iturrama.

Estas modificaciones se acordaron tras una reunión mantenida por la concejala delegada de Seguridad Ciudadana, el jefe de la Policía Municipal, inspectores del Grupo de Tráfico y de la Policía Comunitaria, la dirección del colegio y la APYMA del centro escolar, y tras realizar una valoración de las mismas a pie de calle. Una de las medidas tiene que ver con la modificación del ciclo semafórico del paso de peatones situado en la avenida de Villava, frente a la entrada al colegio. Se ampliará la fase roja del semáforo para vehículos, mientras el semáforo del paso peatonal se encuentre en verde. Para potenciar la seguridad en el entorno escolar, se ampliará con módulos de valla de protección la acera de la avenida de Villava frente al colegio y se colocarán bolardos desmontables en el rebaje que da acceso al centro escolar para impedir así que los vehículos se suban a la acera. Asimismo, se retirarán los contenedores anteriores al paso de peatones situado en la incorporación de la avenida de Villava hacia Juan de Tarazona, que dificultan la visibilidad de ese paso de peatones al trazar la curva. Se colocará señalización indicadora de zona escolar próxima en los pasos de peatones y se repintará la zona prohibiendo las paradas y el estacionamiento en los giros de la avenida de Villava y Juan de Tarazona. La Policía impartirá charlas informativas a los padres y madres del alumnado sobre seguridad vial y sobre la repercusión de los estacionamientos incorrectos. Además, se impartirán charlas formativas de cara a disponer de personas voluntarias que realicen labores de apoyo al tráfico en el horario de entrada y salida del alumnado del centro. No obstante, la entrada en funcionamiento de esta figura está aún en fase de estudio jurídico. - D.N.